Yo, Daniel Blake

Yo, Daniel Blake
0 /5 PROMEDIO0VOTOS
Yo, Daniel Blake es una película dramática en la que se nos narra un hecho interesante acerca de un carpintero inglés de 59 años llamado precisamente Daniel Blake. Debido a problemas cardíacos que ha comenzado experimentar recientemente, Daniel utiliza por primera vez en su vida las ayudas sociales para poder solventar sus necesidades económicas. Pero a Daniel el médico le ha prohibido que trabaje ya que ahora lo más importante que se recupere de sus problemas cardíacos. Daniel por su parte ignora esta orden debido a que la administración le obliga a buscar un trabajo para evitar que pueda recibir una penalización. Durante una de sus visitas al centro de trabajo, Daniel conoce a una mujer llamada Rachel, que en este caso es una madre soltera que cuida de sus dos hijos y que se ha visto obligada a mudarse a un alojamiento a 450 km de su ciudad para evitar que la envíen a un hogar de acogida. Ambos intentaran ayudarse mutuamente al tiempo que enfrentan la burocracia y las aberraciones administrativas de Gran Bretaña.
130 vistas | 100 min. | Drama.
PUNTUAR

Autor/a Crítica
Estados UnidosEstados Unidos M
David Rooney
The Hollywood Reporter
"'I, Daniel Blake' es la quintaesencia de Loach (...) Pero aunque el marco y la perspectiva son familiares, las películas del veterano director británico siguen teniendo el poder de arrastrarnos a un choque emocional"  POS
Reino UnidoReino Unido M
Peter Bradshaw
The Guardian
"Hay sombras de Dickens y Orwell en este empático drama (...) La película de Loach ofende las reglas tácitamente aceptadas del sofisticado buen gusto: sutileza, ironía y oblicuidad (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)"  POS
Estados UnidosEstados Unidos M
Owen Gleiberman
Variety
"'I, Daniel Blake' es una de las mejores películas de Loach, un drama de conmovedora devastación que narra su historia con una imperturbable simplicidad neorrealista, devolviéndonos a la clara pureza de Vittorio de Sica"  POS
Estados UnidosEstados Unidos M
Steve Pond
The Wrap
"Unas interpretaciones sobresalientes destacan en este estudio ocasionalmente torpe, pero emotivo, de las luchas de la clase trabajadora"  POS
Reino UnidoReino Unido M
Geoffrey Macnab
The Independent
"Una película melodramática y a veces, muy didáctica, pero también, intensamente conmovedora (...) personajes marginados con ingenio, rabia y humanidad (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)"  POS
EspañaEspaña M
Luis Martínez
Diario El Mundo
"Una cinta transparente, limpia y sin más lecturas que la pedrada. (...) tanta evidencia, tanto insistir, termina por arruinar un proyecto perfectamente previsible a cada paso."  NEU
EspañaEspaña M
Carlos Boyero
Diario El País
"Estremecedora (...) cine en carne viva, pleno de lucidez amarga"  POS
EspañaEspaña M
Oti Rodríguez Marchante
Diario ABC
"Un drama social fresco y humano (...) se parece tanto a otras películas de Loach y Laverty como una mano a la otra"  POS
EspañaEspaña M
Nando Salvá
Diario El Periódico
"Recurre al didactismo bienintencionado y el sentimentalismo explícito (...) El tremendismo dramático tiene por objetivo dejarnos destrozados. Y qué duda cabe de que lo logra (...) Puntuación: ★★ (sobre 5)"  NEU
EspañaEspaña M
Álex Montoya
Fotogramas
"El corazón rojo del cineasta busca, y encuentra, la complicidad y la empatía (y el encabronamiento) del espectador medio (...) Nada que reprochar a los pecadillos del guión (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)"  POS
EspañaEspaña M
Carlos Marañón
Cinemanía
"Fiel a su estilo adusto, apelando a su humanismo social, Loach volvió al cine, se enfrentó al estado kafkiano y ganó la Palma de Oro. Con 80 años, oiga. (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)"  POS
ArgentinaArgentina M
Luciano Monteagudo
Diario Página 12
"Está lejos del nivel del viejo Ken Loach, con temas –la desocupación, la perversa burocracia de los servicios sociales– que ya transitó antes y mejor."  NEU
MéxicoMéxico M
Leonardo García Tsao
Diario La Jornada
"El cineasta no ofrece sorpresa alguna. Es su tradicional y muy solemne visión comprometida con las causas de la clase obrera, (...) Todo es muy noble y a la corrección política se añade la sobria corrección cinematográfica."  NEU